MONOGRÁFICO DE LA ESPAÑA MÁGICA - REVISTA MÁS ALLÁ (ÁBRIL 2003)

  ¿Estuvo la Mesa de Salomón en los Montes de Toledo?

¿ESTÁ LA MESA DE SALOMÓN EN TOLEDO?

 Contaba la Crónica de Ben Abu Al-Hakam, como  le dijeron a Tariq que la Mesa estaba en un castillo llamado Farás, a dos jornadas de Toledo, y que su gobernador era un hijo de la hermana de Rodrigo. Tariq le ofreció carta de seguridad para él y su familia, y habiendo aceptado, se presentó y fue recogido por Tariq, como le había prometido. Éste le prometió la Mesa y la entregó. Tenía tanto oro y aljófar, como no se había visto cosa igual. Tariq le arrancó un pie con el oro y perlas que tenía, y le mandó poner otro semejante (..)  ¿A qué objeto se refería la Crónica y realmente fue entregado por el noble cristiano a las hordas musulmanas? ¿ O quizás se le entregó un señuelo valioso pero no el objeto mágico en cuestión que tanto anhelaban los musulmanes? Vayamos por partes..

 

 ¿QUÉ ES LA MESA DE SALOMÓN?

La Mesa de Salomón, cuyo nombre real es  “El Beit HaMikdasj de Salomón o Iam Hanejoshet” (Mar de Bronce) es uno de los objetos que fueron saqueados en el año 70 d.C, tal y como recoge Flavio Josefo en su crónica “De Bello Iudaico”. Se hallaba en el patio del Mikdash, y su finalidad era el lavado ritual de manos y pies por parte de los cohanim antes de su servicio religiosoEn época del Mishkán se utilizaba el Kior y el Kanó, también de bronce y con la misma función. Este tenía dos orificios por el cual surgía el agua, uno del lado norte y el otro del sur.  El IAM tendría una función astronómica olvidada, mientras que era el Kior, el auténtico objeto para las abluciones.

EL ESPEJO MÁGICO

La Mesa tal y como vemos en el dibujo debía tener unos cinco metros de diámetro y representaría el “Océano Celeste”, “Las Aguas Superiores”, estaba hecha de bronce fundido, tenía 12 toros que representaban el Zodiaco, y una especie de espejo en su interior que según cuenta la Tradición, estaba hecho de un metal tan puro, que contenía la Quinta Esencia, este habría sido obtenido por el Alquimista-Fundidor, Hiram, constructor del Templo de Salomón.  Gracias a este Espejo, Salomón podía acceder a los Secretos no sólo del Cielo sino de otras dimensiones, porque,  quien se miraba en este espejo podía ver en él la imagen de los siete climas del universo.

LA PEREGRINACIÓN DE LA MESA

Como he dicho, la Mesa fue llevada a Roma, en el año 70  tras el saqueo de Jerusalén. Y allí permanece hasta que los Godos, pese a su alianza con Roma contra Atila, la saquean de sus riquezas ( Incluyendo el Botín Romano de Jerusalén) y secuestran a Gala Placidia, hermana del Emperador Honorio que acaba casada con Ataúlfo, sucesor de Alarico y primer rey Hispano Godo. Esto sucedería en el año 410 y entonces  el tesoro se traslada a Toulouse, luego a Carcassona en la Galia Narbonense o Septimania.  Los hechos son recogidos en la Historia de la Guerra Gótica, escrita en griego por Procopio de Cesárea en la que se puede leer: “.. Y los ostrogodos ganaron  la batalla, matando a la mayor parte de los visigodos y a su jefe Alarico el joven. Entonces, tomaron posesión de la Galia, la dominaron y asediaron Carcassona con gran entusiasmo, porque sabían que estaba allí el tesoro real que había tomado Alarico el viejo, en Roma. En este tesoro, estaban incluidos los tesoros del Rey Salomón, el rey hebreo y tenían el más extraordinario aspecto: la mayor parte estaba adornado con esmeraldas, y había sido tomado en Jerusalén por los soldados romanos.”

 En el año 507, los ostrogodos habrían arrebatado el tesoro, tras la batalla de Vouille. En el año 526, el Rey Teodorico I, se lo devuelve a su yerno Amalarico en Narbona, por estas fechas, comienzan los enfrentamientos En época de Teodorico II ( mediado el s.V), hordas de campesinos galos se sublevan contra Roma y atacan a los Visigodos, invadiendo la actual Marca Hispánica ( actual Cataluña) El rey franco Clodoveo, se convierte al catolicismo y  con el apoyo de Roma, declara una cruzada contra los Visigodos que eran Cristianos Arrianos.   Tras varias batallas, la Septimania es evacuada y la corte trasladada a Barcino ( Barcelona)Tras la muerte de Atanagildo y el breve reinado de Liuva, Leovigildo llega al trono de Toledo a finales del siglo VI.

DOS TRADICIONES, DOS OBJETOS

Conocemos a la perfección el peregrinaje del Tesoro del Templo, hasta llegar a ToledoPero desde la entrada de los musulmanes, desaparece de la faz de la tierra, siendo su ubicación discutida entre los subterráneos de Toledo, Jaén, y Soria.

 Las crónicas musulmanas oscurecen por completo su paradero y captura por ellos,  ya que obedecen a dos tradiciones  orales distintas que hacen que todo sea aún más confuso.  Una recogería la tradición oriental y la otra la tradición andalusí. Y en ellas hay un desacuerdo total, sobre el lugar donde fue encontrado el objeto, su función y materiales. La respuesta es clara se hace alusión a dos objetos distintos. Y si hay confusión en los objetos referidos ¿ Realmente fue hallado alguna vez por las tropas musulmanas el Mar de Bronce?

La versión más antigua oriental, es la que hace referencia a ese mueble que el sobrino de Rodrigo, entrega a Tarik, en la Fortaleza de “Firas” , este mueble en concreto era de oro y de palta mezclado. Tenía sobre ella un collar de perlas, otro de jacintos y otro de esmeralda. Fue cargada sobre una mula, y antes de acabar la jornada, al animal según  cuenta la crónica se le rompen las patas.

 La tradición andalusí por su parte comenta que la Mesa en realidad era un mueble, para depositar los Evangelios en el que los monarcas visigodos, generación tras generación habían ido enriqueciendo con piedras, perlas y joyas de gran valor.

AJOFRÍN

Sin duda el tesoro visigodo llegó a la ciudad de Toledo, y una vez la corte establecida allí, se le buscó un lugar más protegido y sagrado que pudiera ser el que vamos a  describir.

Ajofrín es uno de los pueblos más antiguos del Reino de Toledo y eso es decir mucho.. Su  Historia  está plagada de misterios y enigmas. Está vinculado a leyendas y tradiciones donde se describen dos objetos sagrados y misteriosos, la Mesa de Salomón y el simbólico Grial. La etimología de Ajofrín, proviene del vocablo árabe “Aljofarín” ( Tesoro, Aljófar), recordemos que la Mesa, era rica en “aljófar”, pero  por si esto fuera poco.  Un fragmento del citado Castillo de Faras, de la leyenda, podría ser,  la conocida como “Cárcel Visigoda” por parte de los Ajofrineros. En un documento de compraventa de un mozárabe del pueblo vecino de Mazarambroz, se cita  una parcela de Ajofrín como colindante con “Castello de Fahr o Fhirias”. Esta parcela estaría situada en la cara del Cerro Layos que da a Ajofrín.

Desde los templarios,  y una supuesta visita del Tercer Gran Maestre Evrard de Barres, Juan Herrera, Pizarro, San Juan de la Cruz, el franciscano Regente del Reino y Alquimista Cardenal Cisneros, hasta el mismísimo Berenguer Sauniere, el curita de Rennes le Chateau, sin contar  un Obispado de Toledo que utilizó toda su influencia y poder para no soltar esta “perla” del Señorío de Ajofrín, todos han estado interesados en este pequeño pueblo serrano y su comarca colindante.. sin duda el misterio persiste hasta nuestros días.

LA MESA EN TOLEDO

En aquella época los Visigodos en los Montes de Toledo, construyen una extensa red de cenobios y monasterios. El  mayor cúmulo de construcciones visigodas de toda Europa se halla precisamente en esta comarca. Santa María de Melque, San Pedro de Mata, Nuestra Señora de la Estrella, Los Hitos.. son algunos. A escasos kilómetros unos de otros.  También sus canteros dan forma a una amplia red de pasadizos entre las fortalezas.

La hipótesis que hoy exponemos es que tras una estancia en la conocida Cueva de Hércules, los canteros y augures godos, buscaron lugares más propicios para sus tesoros, recordemos que es en esta comarca donde apareció el conocido Tesoro de Guarrazar, amén de incontables necrópolis visigodas de primera categoría.

El tesoro fue guardado  en ese Castillo de Fihrias, y ante el ataque musulmán, lejos de ser llevado al norte por los caminos más conocidos se utilizaron viejos caminos romanos que había en las sierras para sacar el metal de las minas, llevándoselo a puntos concretos San Pablo de los Montes, Layos, Melque, San Pedro de Mata y Ventas con Peña Aguilera, donde hay tradiciones de conventos de monjas visigodas tragados por la tierra, haciendo alusión a ese enterramiento ante la llegada de las hordas musulmanas. Los tesoros serían rescatados de nuevo por los templarios  pudiéndose trasladar  a esa fortaleza de Ajofrín, así como al Castillo de Montalbán. Los últimos estudios llevados a cabo en la zona por M. Muñoz, demuestran esa importante presencia en diversos puntos de los Montes de Toledo.

LA SACRALIDAD DEL CERRO  LAYOS

El Cerro Layos es una sima sagrada, que vista desde el olivar de Ajofrín presenta el perfil perfecto de un dragón acostado. Es un lugar sagrado desde el Paleolítico, varios yacimientos arqueológicos del término están a su alrededor, así como diversas necrópolis confirman la reverencia que provocaba desde la antigüedad en sus primitivos pobladores. No es extraño que su emplazamiento fuera escogido para enterrar tesoros por los visigodos.

Los Visigodos no eligieron por casualidad la ciudad de Toledo, para instalar su corte. NO eran los bárbaros al uso que imaginamos, eran  siempre acompañados por sus sabios, augures, y astrónomos. Uno de los libros favoritos de los magos visigodos era el Libro de Débora.. y es curioso que estudiándolo pasaran de Tolouse  a Toledo, pasando por Tarragona.. SI uno sigue su peregrinaje, se da cuenta de que seguían la ruta Tau, de las vetas telúricas  combinada con sus conocimientos de astronomía. Esta ruta fue seguida con anterioridad por Cananeos, fenicios, romanos, y hasta las hordas vikingas la siguieron. Es la ruta de la búsqueda del origen y del Occidente.  La ciudad de Toledo fue escogida por su profunda geografía mágica que la hace un énclave sagrado.  De esa carga de energías telúricas nos queda el eco de todo el  subsuelo de Toledo plagado de hipogeos, cuevas, lagos subterráneos. Cuentan los judíos sefarditas que el libro de Henoch, hace referencia a Toledo cuando dice aquello de: ''Fuí al centro de la tierra, vi un lugar bendito y fértil, donde se encontraba el árbol de las tres ramas.
Al norte frente a él, estaba la "Montaña Santa" y al pie de la montaña, agua que venía del Oriente y corría hacia el Mediodía. Ví después por el oriente otro monte de frente, y entre la montaña y el monte una garganta profunda por la cual corre el agua a lo largo de la montaña
Al Oeste de la montaña, hay otro monte más bajo y por debajo otra garganta profunda entre los dos por donde sale el agua. Y otra garganta y otro monte entre los dos anteriores, todos de dura roca. Admiré la roca, admiré la garganta y me asombré mucho.'' 
 .  Sirvan como pequeñas pistas para el buscador, el santuario lacustre que existe bajo el camarín de la Virgen del Valle. El denominado “Cerro de la Cabeza”, en el que existe un menhir con forma de cabeza, en cuyo centro nace un árbol, el Cerro de la Virgen de la Bastida, con Virgen Negra, fuente, cueva y roca curativa. Siendo uno de lo mayores centros de energía telúrica de Toledo. Y el Monasterio de la Virgen de Sión, Virgen negra, hoy en Santo Tomé, donde hay estanques iniciáticos. Pero es en los Montes de Oca, donde precisamente comienzan los auténticos lugares de poder, de la provincia, Layos, Sierra Gorda, San Pablo de los Montes, los abrigos de los Yébenes, San Pedro de Mata, Melque, Tolanca.. es ahí donde el buscador hallará auténticas puertas y lugares de poder, para entrar con energías más sublimes. Lugares sagrados que sin duda fueron escogidos para guardar los  tesoros sacros de varios pueblos.